PSICOLOGÍA y DAÑO CEREBRAL...

2 de mayo de 2008

La Neuropsicología y El Daño Cerebral

"Allí donde está el dolor, está también lo que lo salva" [Hölderlin]

Un buen amigo mío, me comentaba como le producía cierto desasosiego pensar que una pequeña lesión, una rotura en alguna arteria cerebral o un mal golpe nos pueden convertir en alguien que ya no es el que era, y lleva razón mi amigo, pero es algo en lo que no solemos pensar y algo que nos suele pasar desapercibido.

Nada está más alejado de mi intención que preocupar o generar sentimientos hipocondríacos con estas palabras, pero es muy cierto que nos olvidamos de este "omnipresente amigo" encerrado bajo los huesos de nuestro cráneo. Nos olvidamos sí, hasta que algo en el cerebro comienza a fallar o hasta que sabemos que algo le pasa en la cabeza a esa persona conocida, estimada o querida. Hablamos aquí del llamado daño cerebral y de todas aquellas circunstancias que pueden afectar a este órgano de materia gris y arrugada. De todos esos síndromes que puede padecer nuestro cerebro (a veces tan extraños y enigmáticos) bien sabe la todavía corta historia de la neurología y la neuropsicología. Son ciertas lesiones cerebrales congénitas o sobrevenidas, o determinados daños neurodegenerativos (como ocurre en las demencias) los que nos hacen tomar conciencia de la enorme relevancia del cerebro en nuestro vivir cotidiano y satisfactorio.


De todas estas cosas pretende modestamente informar el blog que ahora visitas, no para preocupar, sino para informar ya que mi intención es ir abordando distintos tópicos de la neuropsicología, de lo que estudia y de todo aquello en que nos puede ayudar. 

La Neuropsicología es una disciplina científica fundamentada en los descubrimientos y hallazgos de otros saberes científicos afines, como la neuroanatomía, la neurofisiología y la psicología principalmente, y que junto a otras ciencias dedicadas al estudio del cerebro conforman las llamadas neurociencias. En concreto, la neuropsicología estudia las relación entre nuestras estructuras cerebrales macroscópicas (hemisferios, lóbulos regiones y áreas encefálicas) y las llamadas funciones cognitivas (atención, percepción, lenguaje, memoria, o razonamiento), interesándose también por las alteraciones en la afectividad o nuestro comportamiento producto o consecuencia de la existencia ciertas lesiones o disfunciones cerebrales.




Es un saber neurocientífico no sólo de carácter teórico sino también clínico,  ya que a través de distintos procedimientos de evaluación (tests neuropsicológicos) y técnicas de rehabilitación intentará ayudar en el proceso de recuperación de una persona afectada por alguna forma de daño cerebral. Es esta una materia de muy corta historia (principalmente desarrollada a lo largo del siglo XX) pero de prometedor futuro y que cada vez está más presente en nuestra sociedad. Es precisamente esta sociedad, y cada uno de nosotros en particular, el que debería plantearse la siguiente pregunta: ¿se hace necesaria la rehabilitación de una persona que ha sufrido un daño cerebral?...creo que casi todos daríamos una respuesta afirmativa a esta pregunta, aún cuando la realidad actual de nuestro sistema público sociosanitario (y me refiero aquí al español) es que todavía dispone de muy escasos profesionales y recursos para atender adecuadamente este tipo de daños.

En definitiva, cómo no ayudar a la recuperación de una persona que ha tenido la mala fortuna (pensemos que aquí jugamos todos) de sufrir un daño cerebral, ya sea en forma de un accidente cerebrovascular (véase un ictus o un infarto cerebral) o bien por un accidente de tráfico que le ha privado de su memoria o de su lenguaje. La casuística es abundante, los accidentes cerebrovasculares (ACV) y los traumatismos craneoencefálicos (TCE) ocurren cada día en cientos de personas, ocasionando que su vida cambie drásticamente. ¿Cómo hacer que su vida vuelva a ser la de antes?...que pueda volver a hablar, a recordar, o a comportarse como aquel que siempre fue. Sí, gran empresa esta y  de grandes pretensiones, pero que día a día muy cualificados y entregados profesionales anónimos ayudan a que esto no sea sólo una quimera o un conjunto de buenas intenciones, pues los efectos de la rehabilitación neuropsicológica son ciertos, y tan reales como la vida de aquellas personas a las que ayuda.


La Neuropsicología Clínica, es innegable, ayuda a las personas pero también nos ayuda a comprender y valorar todo aquello que nos hace ser humanos, algo que depende de que nuestro cerebro funcione bien aunque, y esto es creencia personal, la esencia más profunda de nuestro ser subsiste al daño cerebral por grave y deteriorante que haya sido, ya que la dignidad y grandeza del ser humano no la puede extirpar lesión o degeneración cerebral alguna. Por todo ello, no puedo concebir otra forma de neuropsicología que no sea aquella que vela y proteja esta dignidad humana hasta el final, que es ante todo una vocación y una forma de humanismo.


[VÍDEO]

1 comentarios :

Nuria Anna Morales Jerrett dijo...

Me gusta mucho como define Ud. la Neuropsicología Clínica y creo que es enorme el beneficio que puede aportar a personas que han experimentado ACVs u otras formas de accidentes cerebrales.

Publicar un comentario en la entrada

Si deseas realizar algún tipo de comentario sobre el artículo que acabas de leer, puedes expresar aquí tu opinión, impresión o sugerencia.

(*) NOTA: Las consultas sobre "Casos Clínicos" de carácter personal, ya no serán publicadas o comentadas en esta sección.

* ÚLTIMOS COMENTARIOS en el BLOG:

> PARA RECOMENDAR o COMPARTIR...

...PSICOLOGÍA y DAÑO CEREBRAL...

...¡Haz Click Aquí!...

> PARA ENLAZAR este BLOG *

> PARA ENLAZAR este BLOG *
* COPIA este CÓDIGO, si deseas mostrarme en tu WEB / BLOG:

> HAZTE SEGUIDOR de este BLOG AQUÍ...

> SÍGUEME también en FACEBOOK...

> SÍGUEME también en TWITTER... @psicologiavital

* Este Blog está Registrado en...

* QR-Code del Blog:

* QR-Code del Blog:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...